¿Crees que es imposible ahorrar luz en tu departamento de estreno? Claro que puedes ahorrar cada mes en tu recibo de luz. Por supuesto, la energía eléctrica es importante, ya que alimenta casi todo un hogar moderno, desde los electrodomésticos y dispositivos de entretenimiento hasta las luces y el aire acondicionado.

Afortunadamente, hay diversas formas creativas y sencillas de reducir el consumo de energía eléctrica. Por ese motivo, en Besco Inmobiliaria te explicaremos cómo ahorrar en tu recibo de luz mensual.

 

1. Utiliza bombillas de bajo consumo

Si utilizas muchas luces, intenta sustituirlas por bombillas ecológicas. Actualmente, hay muchos tipos de bombillas led disponibles que son mucho más duraderas y respetuosas con el medio ambiente. Las bombillas fluorescentes led son conocidas por respetar el medio ambiente y por ahorrar energía eléctrica.

Te recomendamos cambiar las bombillas normales por las luminarias led y, así, reducir el consumo eléctrico en la medida de lo posible. También, considera la posibilidad de probar diferentes bombillas fluorescentes para encontrar la tonalidad adecuada para tu departamento.

 

2. Desenchufa los aparatos electrónicos

No hace falta decir que apagar las luces cuando no las necesitas puede reducir el costo en el recibo de luz, pero ¿sabías que desenchufar los electrodomésticos también puede ayudar a reducir el consumo de energía eléctrica? Así es. De hecho, los dispositivos electrónicos que permanecen enchufados siguen consumiendo energía aun cuando están apagados.

Evidentemente, no es conveniente desenchufar artefactos que deben permanecer conectados, como el refrigerador. Sin embargo, desconectar los cargadores de los celulares, las tostadoras, las secadoras de cabello y otros pequeños electrodomésticos cuando no se utilizan puede contribuir en una forma de ahorrar energía eléctrica.

Considera la posibilidad de adquirir enchufes inteligentes que apaguen tus dispositivos electrónicos, como el televisor, los módems, los routers y microondas cuando no los estás utilizando o cuando no estás en casa.

Te puede interesar: ¿Qué es un hogar inteligente y cuáles son sus beneficios?

 

3. Utiliza tu lavadora de forma eficiente

uso lavadora

Cada vez que se hace una carga de ropa, la lavadora consume electricidad y agua. La lavadora consume aproximadamente la misma cantidad de energía para lavar una carga completa y una carga pequeña de ropa. Te recomendamos que esperes a tener suficiente ropa sucia para lavar una carga completa. De esta manera, podrás ahorrar luz, agua, tiempo y dinero.

Además, la mayoría de los detergentes se disuelven en agua fría, por lo que puedes ahorrar aún más energía utilizando agua fresca para lavar, en lugar de agua caliente, ya que esta última consume energía al calentarse.

 

4. Regula la temperatura de la terma eléctrica y otros dispositivos electrónicos

La mayoría de las termas eléctricas están diseñadas para mantener el agua a una temperatura específica en todo momento. Es decir que tu terma puede estar calentando el agua aunque no estés en casa. Para reducir tu consumo eléctrico, puedes bajar la temperatura de tu terma mientras no estás en casa y volverla a subir cuando la vas a utilizar.

De la misma forma, puedes ajustar la temperatura de tu refrigeradora. En lugar de mantenerla en las temperaturas más frías, intenta cambiar la temperatura de tu nevera a 35 y 38 grados. Esto puede parecer insignificante, pero en realidad es una gran forma de ahorrar dinero en el recibo de luz.

También, puedes limitar el uso de agua caliente para tareas que pueden funcionar bien con agua fría, como lavarse las manos o los dientes. Del mismo modo, puedes evitar dar duchas largas y, así, ahorrar luz.

Te puede interesar: 7 Formas sencillas de volver más ecológico tu departamento

 

5. Limpia los filtros de aire

aire acondiciado

El aire acondicionado tiene un filtro para evitar que el polvo y la suciedad entren en el aire; por ello, debe cambiarse regularmente. De hecho, un filtro sucio no solo es malo para tus pulmones, sino que hace que el aire acondicionado sea menos eficiente, provocando que trabaje más y, por ende, consume más energía.

 

6. Refresca tu espacio de forma natural

Uno de los artefactos que consume más energía eléctrica, sobre todo en verano, es el aire acondicionado. Casi todos los tipos de aire acondicionado, ya sean climatizadores de ventana o portátiles que pueden encenderse y apagarse o estén controlados centralmente por un termostato, utilizan energía eléctrica para funcionar.

Aunque algunos días de calor son insoportables y es imposible prescindir del aire acondicionado, en los días más templados, intenta refrescar tu departamento de forma natural. Es decir, haciendo empleo del aire fresco del exterior.

Considera abrir dos ventanas de tu departamento y colocar un ventilador en dirección opuesta para sacar el aire caliente. Esto permitirá que el aire fresco de la otra ventana abierta fluya libremente.

Afortunadamente, en Besco Inmobiliaria contamos con luminarias led que ayudan a ahorrar el consumo de luz en todos nuestros departamentos en venta, ya que nuestros proyectos están equipados con la tecnología EcoBesco. Esto no solo beneficia económicamente a nuestros residentes, sino que también ayuda a contribuir con el cuidado del medio ambiente.

Como ves, hay muchas formas de ahorrar energía eléctrica en tu departamento, desde tomar duchas más cortas hasta desenchufar los electrodomésticos que no utilizas. ¡Esperamos que esta información te haya sido de ayuda!

¿Estás buscando el hogar de tus sueños? En Inmobiliaria Besco te ofrecemos departamentos en Lima y en Piura. Si deseas mayor información sobre nuestros proyectos, ponte en contacto con nosotros y te responderemos a la brevedad.

banner besco
Compartir:

Noticias Relacionadas

Post Anterior

Descubre 5 consejos para proteger tus muebles de la luz del sol

Post Siguiente

Tips de decoración: 7 tipos de lámparas de techo para dormitorio